Claves para prevenir los gases del bebé

claves para prevenir los gases del bebe

¿Tu pequeño sufre de gases molestos que le causan llanto y malestar? No estás solo. Los gases son comunes en los bebés, pero afortunadamente hay medidas que puedes tomar para prevenirlos o reducir su gravedad. En este artículo, compartiremos claves esenciales para aliviar las molestias por gases en los bebés, desde cambios en la alimentación hasta técnicas de masaje y remedios naturales. ¡Descubre cómo brindar comodidad a tu precioso hijo y convertir los gases en cosa del pasado!

Índice

Claves para prevenir los gases del bebé

Alimentación y posición:

  1. Lactancia materna: La leche materna es la mejor opción para prevenir gases, ya que se digiere más fácilmente. Asegúrate de que el bebé esté bien colocado al pecho para que pueda succionar correctamente y tragar menos aire.
  2. Leche de fórmula: Si utilizas leche de fórmula, asegúrate de elegir una que sea adecuada para la edad del bebé y que no contenga lactosa si es intolerante. Prepara la leche según las instrucciones del fabricante para evitar la formación de burbujas.
  3. Posición para alimentarse: Mantén al bebé en posición vertical durante la alimentación para evitar que trague aire. Puedes probar a inclinarlo un poco hacia atrás para que le resulte más fácil respirar.
  4. Erctar el biberón: Si utilizas un biberón, asegúrate de que está lleno de leche y que no hay aire en el interior. Es importante erctar el biberón antes de dárselo al bebé.

Evitar los alimentos que provocan gases:

  1. Alimentos ricos en fibra: Algunos alimentos como las frutas y las verduras pueden provocar gases en los bebés. Si notas que tu bebé tiene gases después de comer ciertos alimentos, intenta evitarlos o darlos en pequeñas cantidades.
  2. Lácteos: Si el bebé es intolerante a la lactosa, los productos lácteos pueden provocar gases. Si sospechas que tu bebé es intolerante, consulta con el pediatra.
  3. Cebada y arroz: Estos cereales pueden ser difíciles de digerir para los bebés, por lo que es mejor evitarlos hasta que el bebé tenga unos meses de edad.
  4. Alimentos picantes y fritos: Estos alimentos pueden irritar el estómago del bebé y provocar gases.

Masaje y ejercicio:

  1. Masaje abdominal: Un suave masaje en el abdomen del bebé puede ayudar a mover el gas por el intestino. Haz movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj.
  2. Ejercicio: Los movimientos suaves del bebé, como balancearlo o llevarlo en brazos, pueden ayudar a mover el gas y aliviarlo.
  3. Posición de "bicicleta": Coloca al bebé boca arriba y mueve sus piernas como si estuviera pedaleando una bicicleta. Esto ayuda a mover el gas por el intestino.

Otros consejos:

  1. Evita el exceso de aire: Si notas que tu bebé traga aire durante la alimentación, puedes hacer pausas para que expulse el aire. También puedes probar a usar un chupete para calmarlo.
  2. Tiempo de descanso: Asegúrate de que el bebé tenga tiempo suficiente para descansar y digerir la comida. Los bebés pueden necesitar hasta 3 horas para digerir la comida.
  3. Ropa holgada: La ropa apretada puede presionar el estómago del bebé y provocar gases. Asegúrate de que tu bebé lleva ropa holgada.

Consulta con el pediatra:

  1. Gases excesivos: Si el bebé tiene gases excesivos o que le causan dolor, es importante consultar con el pediatra. Puede haber alguna condición médica subyacente que deba tratarse.
  2. Otros síntomas: Si el bebé tiene otros síntomas además de gases, como vómitos, diarrea, fiebre o pérdida de peso, es importante consultar con el pediatra inmediatamente.
hqdefault

¿Cómo evitar que mi bebé tenga tantos gases?

infografia digesta gases 1

Los gases en los bebés son comunes y a menudo inofensivos, pero pueden ser incómodos para ellos y para ti. Aquí te presentamos algunos consejos para reducir los gases de tu bebé:

Alimentación

  1. Amamanta correctamente: Asegúrate de que tu bebé esté bien agarrado al pecho, con la boca abierta y la barbilla tocando tu pecho. Esto evitará que trague aire mientras come.
  2. Evita el biberón con tetina rápida: Si usas biberón, elige uno con tetina de flujo lento para evitar que tu bebé trague aire.
  3. Burbujea al bebé: Durante y después de la alimentación, mantén a tu bebé en posición vertical y dale palmaditas suaves en la espalda para que eructe. Esto ayudará a liberar el aire que ha tragado.

Posición del bebé

  1. Evita que tu bebé esté acostado boca abajo: Esto puede aumentar la presión en el estómago y provocar gases.
  2. Sostén a tu bebé en posición vertical durante un rato después de la alimentación: Esto ayudará a que el aire salga del estómago.
  3. Dale masajes en el vientre: Masajear suavemente el abdomen de tu bebé puede ayudar a aliviar el gas y los cólicos.

Cambios en la dieta

  1. Identifica los alimentos que causan gases en tu bebé: Si estás amamantando, observa si algún alimento que consumes causa gases en tu bebé. Los alimentos comunes que causan gases incluyen las legumbres, el brócoli, las coles de Bruselas y la coliflor.
  2. Consulta a tu médico: Si los gases son persistentes o severos, consulta a tu médico para descartar cualquier problema médico subyacente.

Cambios en el estilo de vida

  1. Evita las bebidas gaseosas: Las bebidas gaseosas pueden aumentar la cantidad de gases en tu bebé.
  2. No fumes: El humo del cigarrillo puede irritar el tracto digestivo de tu bebé y aumentar la producción de gases.

Productos para el alivio de gases

  1. Gotas para el gas: Los productos de venta libre para el alivio del gas pueden ayudar a reducir el malestar de tu bebé.
  2. Calienta una toalla o compresa: Aplicar calor a la barriga de tu bebé puede ayudar a aliviar los gases.

¿Cómo hacer para que mi bebé no tenga gases?

1 P 19200 ENFAMIL Banners Enfamil Home Mobile 1 500x.progressive

Claves para mantener la piel del bebé hidratada

Alimentación

La alimentación es un factor crucial en la producción de gases en los bebés.

  1. Lactancia materna: Si estás amamantando, asegúrate de que tu bebé se agarre correctamente al pecho para evitar tragar aire. También puedes probar a cambiar de posición durante la lactancia para que el bebé trague menos aire.
  2. Lactancia artificial: Si estás usando biberón, elige tetinas con un flujo adecuado para la edad del bebé. Evita las tetinas con flujo demasiado rápido, ya que esto puede hacer que el bebé trague aire.
  3. Introduce nuevos alimentos con precaución: Al introducir alimentos sólidos, asegúrate de hacerlo gradualmente y observar si tu bebé tiene reacciones adversas como gases o cólicos.

Posición después de la alimentación

La posición del bebé después de la alimentación puede influir en la cantidad de aire que traga.

  1. Mantenlo erguido: Después de cada toma, mantén a tu bebé erguido durante al menos 20 minutos para que el aire atrapado en el estómago pueda salir.
  2. Masajes suaves en la espalda: Masajea suavemente la espalda del bebé para ayudarlo a expulsar los gases.
  3. Movimientos circulares con las piernas: Flexiona las piernas del bebé y muévelas en movimientos circulares para estimular la expulsión de gases.

Otros consejos

Existen otras medidas que puedes tomar para reducir la cantidad de gases en tu bebé.

  1. Elimina el aire de los biberones: Si utilizas biberones, asegúrate de eliminar el aire antes de dárselos al bebé.
  2. Evita el exceso de movimiento: Reduce el balanceo o sacudidas bruscas durante la alimentación, ya que esto puede hacer que el bebé trague más aire.
  3. No obligues a eructar: Si el bebé no eructa, no lo obligues. Algunos bebés simplemente necesitan más tiempo para expulsar los gases.
  4. Evita alimentos que producen gases: Si tu bebé está amamantando, evita ciertos alimentos que pueden producir gases en tu bebé, como las coles de Bruselas, las cebollas y las legumbres.

Productos para aliviar los gases

Existen productos disponibles para aliviar los gases en los bebés.

Células del bebé pueden regenerar tejidos de sus madres
  1. Gotas de simeticona: Estas gotas ayudan a romper las burbujas de gas en el estómago del bebé. Consulta con el médico antes de administrar cualquier medicamento a tu bebé.
  2. Cojines de calefacción: Aplicar un cojín de calefacción tibio en el abdomen del bebé puede ayudar a relajar los músculos y aliviar los gases.

Consulta con un médico

Si tu bebé presenta gases excesivos, dolor abdominal o cambios en el comportamiento, consulta con un médico. Es importante descartar cualquier problema de salud subyacente.

  1. Los síntomas persistentes son una señal de alerta: Si el bebé presenta gases excesivos, dolor abdominal o cambios en el comportamiento de forma persistente, es importante que consultes a un profesional médico.
  2. El médico podrá descartar cualquier problema: Un profesional médico podrá descartar cualquier problema de salud subyacente y proporcionar orientación adecuada para aliviar los gases.

¿Cómo evitar los gases en los bebés?

¿Por qué los bebés tienen gases?

Los bebés tienen gases por varias razones, principalmente por la inmadurez de su sistema digestivo. Algunos de los motivos más comunes son:

  1. Ingestión de aire durante la alimentación: Los bebés, especialmente los recién nacidos, pueden tragar aire al tomar leche del biberón o al amamantarse. Esto se debe a que su técnica de succión aún se está desarrollando.
  2. Alimentos difíciles de digerir: Los bebés pueden tener gases si son intolerantes a la lactosa o si tienen dificultades para digerir ciertos alimentos.
  3. Aerofagia: Los bebés pueden tragar aire al llorar o succionar su chupete, lo que también puede provocar gases.
  4. Cambios en la alimentación: La introducción de nuevos alimentos o cambios en la dieta del bebé pueden generar gases.

Aunque no es posible eliminar por completo los gases en los bebés, hay algunas medidas que pueden ayudar a reducir su frecuencia e intensidad:

Celiaquía en bebés y niños: lo que debes saber
  1. Alimentar al bebé en un ambiente tranquilo y relajado: Esto ayuda a evitar que el bebé trague aire durante la alimentación.
  2. Verificar el flujo del biberón: Si el biberón tiene un flujo demasiado rápido, el bebé puede tragar aire.
  3. Mantener al bebé en posición vertical después de la alimentación: Esto permite que el aire que ha ingerido salga de su estómago.
  4. Hacer eructos al bebé durante y después de la alimentación: Eructar al bebé durante y después de la alimentación ayuda a liberar el aire que ha ingerido.
  5. Evitar el uso excesivo del chupete: El chupete puede provocar aerofagia, lo que aumenta la cantidad de aire que ingiere el bebé.
  6. Evitar el uso de biberones con tetinas que permiten la entrada de aire: Estas tetinas pueden causar la ingestión de aire y, por lo tanto, gases.
  7. Introducir nuevos alimentos lentamente: Introducir nuevos alimentos poco a poco ayuda a que el sistema digestivo del bebé se adapte.
  8. Procurar que el bebé se alimente en un ambiente tranquilo y relajado: Esto ayuda a evitar que el bebé trague aire durante la alimentación.
  9. Consultar a un profesional de la salud: Si los gases del bebé son excesivos o persistentes, es importante consultar a un médico o un pediatra.

Masajes para aliviar los gases

Los masajes abdominales suaves pueden ayudar a aliviar los gases en los bebés. Aquí se explica cómo hacerlo:

  1. Colocar al bebé boca arriba sobre una superficie plana y suave.
  2. Utilizar una crema para bebés o aceite para bebés para lubricar las manos.
  3. Hacer movimientos circulares suaves en el abdomen del bebé, comenzando desde la parte superior derecha del abdomen y moviéndose en el sentido de las agujas del reloj.
  4. Repetir los movimientos durante varios minutos.

Recomendaciones generales para aliviar los gases

Además de las medidas anteriores, hay algunas recomendaciones generales que pueden ayudar a aliviar los gases en los bebés:

  1. Mantener al bebé hidratado: Ofrecerle al bebé agua o leche materna con frecuencia ayuda a mantenerlo hidratado y puede ayudar a aliviar los gases.
  2. Utilizar productos para aliviar los gases: Existen productos como gotas para el cólico o medicamentos para aliviar los gases, disponibles en farmacias, que pueden ser de ayuda.
  3. Utilizar una almohada especial para bebés: Una almohada especial para bebés puede ayudar a mantener al bebé en posición vertical después de la alimentación, lo que facilita la salida del aire.

¿Cuándo consultar a un médico?

Es importante consultar a un médico si los gases del bebé son excesivos o persistentes, o si se presentan junto con otros síntomas como vómitos, diarrea, fiebre o irritabilidad.

¿Qué produce gases a un bebé?

causas gases bebe

Causas de la urticaria en bebés y cuándo acudir al médico

Alimentación

La alimentación es una de las principales causas de gases en los bebés. La leche materna o la fórmula pueden contener aire que el bebé traga al alimentarse. Además, algunos bebés pueden ser sensibles a ciertos ingredientes de la leche, como la lactosa, la proteína de la leche de vaca o los espesantes.

  1. Traga aire al alimentarse: Los bebés, especialmente los recién nacidos, pueden tragar aire al alimentarse, ya sea por una mala succión o por la posición en la que se encuentran.
  2. Sensibilidad a ciertos ingredientes: Algunos bebés pueden ser sensibles a ciertos ingredientes de la leche, como la lactosa, la proteína de la leche de vaca o los espesantes. Esto puede provocar gases, dolor abdominal y otros problemas digestivos.
  3. Alimentos que causan gases: Algunos alimentos, como las frutas y verduras, pueden causar gases en los bebés. Es importante observar el tipo de alimento que se les da al bebé y consultar con un médico si hay problemas.

Deglución de aire

Los bebés pueden tragar aire al llorar, reír o succionar un chupete. Esto puede provocar gases, ya que el aire queda atrapado en el estómago.

  1. Llorar: El llanto intenso puede provocar la deglución de aire, ya que el bebé respira con fuerza y traga aire con cada exhalación.
  2. Reír: La risa también puede provocar la deglución de aire, especialmente en bebés que aún no controlan bien los músculos de la garganta.
  3. Chupete: Si el bebé succiona un chupete con fuerza, también puede tragar aire, lo que puede provocar gases.

Problemas digestivos

Algunos bebés pueden tener problemas digestivos que causan gases, como la intolerancia a la lactosa, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) o el síndrome del intestino irritable (SII).

  1. Intolerancia a la lactosa: La intolerancia a la lactosa ocurre cuando el bebé no puede digerir la lactosa, un azúcar que se encuentra en la leche. Esto puede provocar gases, diarrea y dolor abdominal.
  2. Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): La ERGE ocurre cuando el contenido del estómago regresa al esófago, provocando acidez estomacal, vómitos y gases.
  3. Síndrome del intestino irritable (SII): El SII es un trastorno digestivo que provoca gases, dolor abdominal, diarrea y estreñimiento.

Desarrollo del sistema digestivo

El sistema digestivo de los bebés todavía está en desarrollo, por lo que es normal que expulsen gases con más frecuencia que los adultos. A medida que el bebé crece, su sistema digestivo se volverá más eficiente y los gases serán menos frecuentes.

Causas de la descamación de la piel de un bebé
  1. Inmadurez del sistema digestivo: Los bebés recién nacidos tienen un sistema digestivo inmaduro, lo que puede dificultar la digestión de los alimentos y provocar gases.
  2. Desarrollo de la flora intestinal: La flora intestinal, que son bacterias que ayudan a digerir los alimentos, todavía se está desarrollando en los bebés, lo que puede provocar gases.
  3. Aumento de la eficiencia digestiva: A medida que el bebé crece, su sistema digestivo se vuelve más eficiente y los gases se reducen.

Otros factores

Otros factores que pueden causar gases en los bebés incluyen:

  1. Estrés: Los bebés pueden tragar aire al estar estresados o ansiosos, lo que puede provocar gases.
  2. Cambios en la alimentación: La introducción de nuevos alimentos o el cambio de fórmula pueden provocar gases, ya que el sistema digestivo del bebé se está adaptando.
  3. Infecciones: Algunas infecciones, como las infecciones del tracto respiratorio superior, pueden provocar gases.

Mas Informacion

¿Por qué mi bebé tiene tantos gases?

Es completamente normal que los bebés tengan gases, especialmente durante los primeros meses de vida. Esto se debe a que su sistema digestivo aún está en desarrollo y aprendiendo a procesar los alimentos de manera eficiente. Algunos de los factores más comunes que pueden causar gases en los bebés incluyen:

  • Traga aire mientras se alimenta: Los bebés, especialmente los que son alimentados con biberón, pueden tragar aire mientras succionan, lo que puede provocar gases y cólicos.
  • Alimentos con lactosa: Algunos bebés pueden ser intolerantes a la lactosa, una azúcar presente en la leche materna y la leche de fórmula. Esto puede provocar gases, cólicos y otros problemas digestivos.
  • Alergias o intolerancias alimentarias: Los bebés pueden tener alergias o intolerancias a ciertos alimentos, como la proteína de la leche de vaca, el huevo o el trigo, lo que puede resultar en gases, cólicos y otros síntomas.
  • Cambios en la alimentación: La introducción de nuevos alimentos, ya sea la leche de fórmula o alimentos sólidos, puede provocar cambios en las bacterias intestinales del bebé y aumentar la producción de gases.

¿Cómo puedo prevenir los gases en mi bebé?

Existen varias estrategias que puedes implementar para ayudar a reducir la cantidad de gases que experimenta tu bebé. Aquí te presentamos algunas recomendaciones:

  • Mantener una buena técnica de alimentación: Si estás amamantando, asegúrate de que tu bebé se agarre correctamente al pecho para evitar que trague aire. Si estás utilizando biberón, elige un biberón con tetina de flujo lento para reducir la cantidad de aire que traga tu bebé.
  • Erutar con frecuencia: Erúta a tu bebé durante y después de las tomas. Puedes hacerlo sosteniendo a tu bebé erguido sobre tu hombro o colocándolo boca abajo sobre tu regazo. Asegúrate de mantenerlo en posición vertical durante al menos 15 minutos después de cada toma.
  • Evitar la sobrealimentación: La sobrealimentación puede causar gases y malestar estomacal en los bebés. Observa las señales de hambre de tu bebé y dale la cantidad adecuada de alimento.
  • Considerar alternativas de fórmula: Si tu bebé presenta gases o cólicos debido a la intolerancia a la lactosa, puedes probar con fórmulas de leche de fórmula hidrolizada o basadas en proteínas de soya.
  • Introducción gradual de alimentos sólidos: Cuando introduzcas alimentos sólidos, hazlo de forma gradual y uno a la vez para observar si tu bebé presenta alguna reacción adversa. Esto te ayudará a identificar posibles alergias o intolerancias.

¿Cuáles son algunos remedios caseros para los gases del bebé?

Además de las estrategias de prevención, hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los gases y el malestar de tu bebé:

Carotenemia: piel amarilla en los bebés por la alimentación
  • Masaje abdominal: Un suave masaje en el abdomen de tu bebé puede ayudar a mover los gases a través del tracto digestivo. Utiliza movimientos circulares con la palma de la mano.
  • Bicicleta con las piernas: Mueve las piernas de tu bebé como si estuviera pedaleando una bicicleta. Esto puede estimular el movimiento del intestino y ayudar a liberar los gases.
  • Posición fetal: Dobla las piernas de tu bebé hacia el pecho y abraza su cuerpo. Esta posición puede ayudar a liberar los gases.
  • Té de manzanilla o hinojo: Algunos padres consideran que el té de manzanilla o hinojo puede ayudar a aliviar los gases y cólicos en los bebés. Consulta con tu pediatra antes de darle té a tu bebé.

¿Cuándo debo consultar con el pediatra por los gases del bebé?

Si los gases de tu bebé son excesivos, persistentes o se acompañan de otros síntomas como vómitos, diarrea, fiebre o pérdida de peso, es importante que consultes con tu pediatra. Es posible que tu bebé tenga una condición médica subyacente que requiere atención médica. Los gases que no desaparecen, especialmente si se presentan con otros síntomas, nunca deben ignorarse. Tu pediatra puede evaluar la situación y proporcionar el tratamiento adecuado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Claves para prevenir los gases del bebé puedes visitar la categoría Salud.

Para ofrecer las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento de estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o las identificaciones únicas en este sitio Leer Más